«El proceso es largo para asegurarnos de que el dinero va a buenas manos»