La defensa del patrimonio linense, por encima de todo