Un empate que sabe a poco (1-1)