ARCGISA se defiende: «Somos solventes y no estamos en situación crítica»