El AGS se defiende: «La plantilla ha crecido un 4,5 por ciento en el último año»