El sector lo tiene claro: ‘El taxi no se vende, el taxi se defiende’