Los tráficos en la terminal de Maersk caerán un 30 por ciento en 2020