El Ayuntamiento estima que la fachada de la Casa de la Cultura podría estar lista en dos meses