La misma sanidad de siempre, la misma reclamación de siempre