Más de 400 víctimas de trata fueron atendidas en la provincia por la Diócesis de Cádiz y Ceuta