El AGS lanza un mensaje de tranquilidad: «Se están cubriendo las vacantes»