Un guardia civil de Tarifa, entre los detenidos en el marco de la Operación Ropera