El viento tumba una de las torres de luz del Estadio Municipal