Regalar en Reyes, la odisea de los padres