La Torre del Homenaje, un tesoro por descubrir