Prosiguen los trabajos de protección con el drago del Reina Sofía