El Ayuntamiento trasladará sus alternativas al fondeadero que proyecta la APBA