En el Palacio de Congresos

La Balona aspira a convertirse en sociedad anónima deportiva