Algo más que Palabras: ‘Faltan corazones grandiosos’