Cientos de personas pasan a lo largo del día por el Besapie del Medinaceli