Molina pone en valor a las mujeres andaluzas «nacidas para sufrir»