A mal tiempo, dar la cara