Algo más que Palabras: ‘El espíritu humanitario como valor’