La Feria de Cortijillos, la última en caer a causa de la crisis del coronavirus