La Junta contratará 216 personas para vigilar las playas y destina 417.063,71 euros a su seguridad