300 agentes desplegados y 25 registros en un nuevo golpe al narcotráfico