Una mala alimentación puede provocar migrañas e incluso afectar al sueño

El alcohol se compone de muchas calorías vacías por lo que puede influir a a hora de coger peso