Una clase de infantil de 5 años de Huerta Fava, aislada por un caso de coronavirus