Algo más que palabras: El encuentro con la realidad