El Gobierno tiene previsto triplicar la inversión en el Corredor Ferroviario Mediterráneo hasta 2022