Mestre asegura que los brotes en Castellar y la residencia Miramar «están bajo control»