La Sanroquería sigue creciendo en tiempos de pandemia