El tráfico de viajeros y vehículos sube un 50 por ciento al permitirse los viajes con motivo de las fiestas