Los contagios se disparan y La Línea llega a los 1.770,5 casos por cada 100.000 habitantes