La Línea da un giro al aparcamiento anexo al Pabellón y lo convierte en dos pistas de basket