Acusan a una comunidad de propietarios de Sotogrande de «acoso» y persecución» a sus conserjes