Los aficionados hacen noche en el Nuevo Mirador para no perderse el partido de playoff del Algeciras