Medio Ambiente

Un vertido en Rosia Bay indigna a los ecologistas gibraltareños