La fusión de los clubes de polo siembra dudas en el año más importante del torneo