Desmintiendo mitos: bañarse después de comer no te corta la digestión