La estiba marca primeros de octubre como límite para el acuerdo: «Necesitamos tranquilidad»