Cuatro algecireños, una furgoneta y mucha gastronomía: La locura campogibraltareña por España