Un escape de gas con una llamarada obliga a desalojar locales y viviendas del centro de La Línea