El puerto reducirá su «ruido» bajando la velocidad de circulación e instalando un nuevo asfalto

También plantea iniciativas como la posible reducción de uso de la línea de atraque en la zona de la Estación Marítima más cercana a la población