Julián Fernández ve cumplido su ‘sueño espacial’